CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¿Cómo el comportamiento de tu perro afecta la armonía del hogar?

Muchas veces tu mascota puede presentar conductas negativas , como lastimar a otros animales y personas,morder y romper distintos objetos, hacer sus necesidades en cualquier lado o desobedecer a las órdenes de su amo. ¿Te ha pasado? Como ya te imaginarás, un can desequilibrado y con problemas de conducta puede tener un efecto negativo en el hogar donde vive. Para la forma en la que tu mascota se comporta, debes saber que así como tú ves a tu mascota como parte de la familia, ella te ve a ti como parte de su manada. Esto es muy importante porque su conducta se basa en el trato y la interacción con aquellos que le rodean. Los perros, al sentirse en su manada, necesitan tener una figura de autoridad, un líder, ya que si no la tienen, ellos tratarán de serlo y es en ese punto donde pueden surgir los problemas de conducta y los conflictos. A continuación te contaremos con más detalle cómo el comportamiento de tu perro afecta la armonía del hogar.

 

  • Agresividad

Tu mascota es parte de la familia, por ello, cualquier conducta inapropiada afectará la vida diaria de todos, de la misma forma que una conducta adecuada promoverá la armonía en tu hogar. Problemas relacionados con la sociabilización, como atacar a otras personas o animales necesitan de un adiestramiento equilibrado. El ejercicio es el primer paso, ya que satisface su instinto y le ayuda a liberar energía.

 

  • No obedece

El mal comportamiento de tu perro puede deberse a una confusión en el establecimiento de la jerarquía. Cuando la autoridad es dudosa para él, tratará de asumirla. Debes demostrarle que eres tú quien manda en la familia-manada, que tú eres el alfa, de esta forma no tendrá problemas relacionados con querer ser el líder. Para esto debes educarlo de forma disciplinada.

 

  • Usa toda la casa como baño

Un entrenamiento básico para ir al baño puede curar esta conducta inapropiada. Nadie quiere que su mascota vea toda la casa como un baño y que, por consiguiente, tu casa huela mal todo el tiempo por las “gracias” de tu mascota. Edúcalo en sus horarios y sitios específicos para que tu hogar se mantenga armonioso. Procura premiar su buena actitud para reforzarla. Son válidos los premios y las caricias.

 

  • Destruye muebles, paredes, zapatos y todo lo que está a su paso

Este es uno de los comportamientos más indeseables y que, sin lugar a dudas, afectará el quilibrio de tu hogar, pues puede dañar algunas de tus pertenencias más preciadas. Este comportamiento puede deberse a factores como ansiedad o, en los cachorros, a la dentición. Para evitarlo, consigue un juguete exclusivamente para él y evita darle objetos que pertenezcan a algún miembro de la familia, de esta forma asociará qué es suyo y qué no. También asegúrate de que haga suficiente ejercicio para liberar tensiones. Una caminata puede ayudar o, si no tuvieras suficiente tiempo para sacarlo, una caminadora especial para perros puede dar los mismos beneficios en la comodidad de tu hogar.

 

  • Ladra en momentos no adecuados

Sabemos que nada rompe la armonía como ladridos de tu mascota en las noches o en todo momento, sin razón aparente. Tu mascota puede estar reclamando atención, por ello dedícale tiempo a jugar, dale afecto, un adiestramiento disciplinado y, sobre todo, ejercicio para que pueda liberar su energía.

 

  • Dependencia excesiva

Para que tu mascota pueda vivir en equilibrio en tu hogar debes darle afecto, acompañado de un buen adiestramiento pero sin sobrecontrolarlo. De esta forma no sufrirá de ansiedad y dependencia cuando no estés. Dale el cariño suficiente, la disciplina necesaria y una buena dosis de ejercicio para equilibrar su cuerpo y su conducta.

 

Comprender a tu mascota, ayudarla cuando lo necesita y un buen programa de adiestramiento son elementos realmente necesarios para que tenga una conducta armoniosa con tu familia. Pero además de ello, el elemento más importante quizá es la paciencia. Recuerda que este es un proceso de aprendizaje y la constancia no debe perderse en ningún momento hasta lograr que tu amigo canino tenga la conducta que deseas. Esto le dará equilibrio su vida y a la tuya también. El objetivo es que todos vivan en armonía y contentos: tu mascota, tu familia y tú.

Compartir en redes sociales