CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¿Amo primerizo? Entrena a tu nuevo cachorro con 6 tips sencillos

Un cachorro en el hogar es sinónimo de alegría y juegos pero también de travesuras. Esta última parte no es tan agradable, pero cuando un peludo aún es pequeño, hay muchas cosas por hacer y por aprender aunque para ello sea necesario tomar responsabilidades en cuanto a juegos, entrenamiento y cuidados.

 

Si eres un amo primerizo y quieres educar muy bien al peludo, entonces entrena a tu nuevo cachorro con 6 tips sencillos que conocerás a continuación. Pero antes de comenzar, es importante que conozcas por qué debes educarlo ya que muchos quieren entrenar al can para que obedezca a los comandos “ven”, “arriba” o “salta”, pero el entrenamiento va más allá de eso ya que un peludo debe ser educado para ser un “buen cachorro”, es decir, un can educado y distinguido ante los humanos y otros amigos caninos.

Ahora sí, a conocer los 6 sencillos tips de entrenamiento.

 

  1. ¡Establece una rutina!

Ligado al punto anterior, se encuentra establecer una rutina y por supuesto, cumplirla. Ésta rutina no sólo aplica para ir al baño o comer, también es útil para salir de paseo porque así el can libera un poco de energía para que al regresar a casa se sienta más tranquilo y por lo tanto, haga menos travesuras.

 

  1. Aplica la “R” número 1 ¡Restringir!

Deja claro las acciones que el peludo NO debe realizar por nada del mundo, dentro o fuera de casa. Por ejemplo, sino quieres que muerda o salte, entonces el can lo debe saber. Piensa muy bien si tendrá acceso restringido a un área de la casa, a los muebles o algunas de tus pertenencias (como los zapatos). Para que el peludo esté enterado de las reglas, debes decir ¡no!, ¡abajo! O ¡fuera!.

 

  1. Cambia la dirección del mal comportamiento

Si el can comienza a morder zapatos, muebles o calcetines (algo muy común en los cachorros), entonces debes cambiar ese comportamiento y enfocarlo en otra dirección. Es decir, deja que desate su instinto natural pero no en tus pertenencias sino en juguetes que pueda morder. Busca artículos que sean “crunch”, juguetes con algún propósito para que mantenga entretenido y “enganchado” al peludo, pero por sobre todo que sean seguros y tu mantente siempre supervisando para que evitar que hayan accidentes.

 

También te puede interesar: 6 aspectos a considerar al momento de elegir los juguetes adecuados para tu perro

 

  1. ¡Ignora el mal comportamiento!

Ignorar al can no es tan malo, al contrario, cuando lo ignoras le das a conocer que lo que está haciendo no te gusta. Por ejemplo, si llegas a casa y comienza saltar sobre ti, la solución es ignorarlo unos minutos y luego que se ha calmado ya pones toda la atención en él y lo llenas de caricias y cariños que son el mejor premio para ell@s.

 

También te puede interesar: ¡Evita que tu perro salte sobre ti y otras personas!

 

  1. Sé protector pero NO sobreprotector

La habilidad de manipulación de los caninos con una mirada tierna es tan efectiva que saben cómo y cuándo hacerla. Esto lo hacen porque has sido sobreprotector con el cachorro, al tal grado que no quieres que le pegue el aire porque se le puede levantar un pelo. Obviamente, darle amor, cuidarlo y protegerlo no es malo, pero tienes que poner límites y ser estricto cuando la ocasión lo amerite. Así que, si tomó la comida de la mesa no lo digas “no lo hagas” con voz tierna y acariciándolo porque creerá que hizo algo bien, debes alzar un poco la voz y decir ¡no! o ¡alto!

 

  1. ¡Prémialo!

Para que el entrenamiento sea efectivo, no olvides que debes premiar al peludo cada vez que haga lo que deseas. Puedes motivarlo con golosinas caninas para que asocie las buenas acciones con los premios.

 

IMPORTANTE: el MEJOR premio para tu cachorro cuando hace algo bueno o cuando te obedece es darle una caricia junto con la golosina.

 

Tener un cachorro en casa como inquilino es una ventaja porque desde un inicio puedes educarlo y enseñarle los “modales” y trucos que quieras. Sin duda, ser “buen amo” no es tarea fácil, pero con estos 6 sencillos tips, seguramente lograrás que el entrenamiento sea toda una aventura divertida junto al cachorro. ¡Disfruta y ama a tu nuevo amigo!

Compartir en redes sociales