CATEGORÍA DE PRODUCTOS

17 consejos para educar a un cachorro

Llevar a un bebé peludo a casa es una experiencia muy emocionante, sin embargo también es una gran responsabilidad. Si bien al inicio un cachorrito es tierno y lindo, también necesita adiestramiento para que, en el futuro, no tengas problemas en corregir conductas poco deseables o que romperán la armonía de tu hogar. Adiestrar a un perro no tiene por qué ser una tarea difícil o estresante. Solo necesitas paciencia y constancia. Te daremos varios consejos para educar a un cachorro y tener, así, un perro equilibrado y feliz en tu familia.

 

  1. Empieza tan pronto como puedas

Ningún cachorro es demasiado joven para empezar a ser adiestrado. Mientras más pronto empieces, mejor, así vas acostumbrándolo y evitarás problemas de conducta en el futuro.

 

  1. Acostúmbralo a quedarse solo y tranquilo

Es importante educar a tu amiguito peludo para que no sufra cuando se quede solo. No hagas que las despedidas y las bienvenidas sean muy emotivas. Practica ignorándolo por lapsos para que sepa estar tranquilo aun estando solo.

 

  1. Haz que bañarlo sea algo positivo

Báñalo a menudo para que se acostumbre. No utilices shampú todas las veces, pues en exceso puede ser dañino para su piel, utiliza solo agua tibia. Hazlo de forma suave para que no se asuste y dale un premio al final del baño.

 

  1. Cepilla su pelaje con frecuencia

Cepíllalo todos los días por ratos cortos. Esto evitará que huya del cepillado y que su pelaje se enrede, pues lidiar con los nudos puede ser una experiencia poco agradable para él también.

 

  1. Demuéstrale que las visitas al veterinario son buenas

Llévalo desde pequeño con regularidad, incluso si está sano, para chequeos generales. De esta forma lo verá como algo normal. También puedes darle un premio luego de la visita, ¡así seguro querrá ir!

 

  1. Permítele sociabilizar

Parte de un adiestramiento completo es que sepa convivir con otros animales y personas sin causar conflicto. Esto es esencial en las primeras semanas de vida, pues es su etapa de sociabilización.

 

  1. Háblale de forma coherente

Si le hablas con cariño, tu voz debe reflejarlo. De igual forma si vas a darle una orden o a decirle “no”, debe ser en un tono serio, pero sin gritarle, pues no quieres que tu perro te tenga miedo o que deje de respetarte.

 

  1. Enséñale a ir al baño

Esto puedes enseñárselo, poco a poco, desde que es un cachorro de dos meses. Al inicio, llévalo cada hora y, cada mes, aumenta el tiempo entre cada ida al baño. Enséñale un lugar fijo y prémialo cuando lo haga bien.

 

  1. Ejercítalo

Esto ayudará a saciar su parte instintiva. Sin embargo, recuerda que es un bebé: su cuerpo aún es frágil y sus huesos, suaves. Inicia desde las 6 semanas con caminatas cortas, juegos con juguetes suaves y si nadará, en agua tibia por lapsos cortos. Ve aumentando, poco a poco, la actividad física.

 

  1. Evita los castigos

Para educar adecuadamente a tu perrito, evita regañarlo, golpearlo o castigarlo. Si hace algo mal, ignora la conducta, limpia los destrozos que pudo haber causado y dejará de hacerlo, pues los perros no aprenden con castigos.

 

  1. Establece horarios de comida

Esto te ayudará a disciplinar su organismo y te ayudará para establecer los horarios en los que va al baño. Así también sabrá que no debe pedir comida fuera de ese horario.

 

  1. Dale un líder a quien seguir

Un buen adiestramiento incluye indicarle que tú eres el líder de su manada. Debes disciplinarlo, ser estable, firme y constante en el trato con tu mascota. Esto le ayudará a mantener una conducta equilibrada.

 

  1. Trátalo como a un perro

Es importante que no trates humanizarlo. Un perro no es una pequeña persona, ¡es un perro! No intentes educarlo como a un niño y no trates que quitar conductas propias de su naturaleza canina que no supongan un problema de comportamiento.

 

  1. Pon las reglas del juego

Para educar adecuadamente a tu perro, tú debes ser quien inicia y quien termina el juego, no él. Si se pone muy agresivo, suspende el juego en vez de seguírselo. De esta forma sabrá que tú pones las reglas y lo que no debe hacer.

 

  1. Demuéstrale tu afecto

Para educarlo de forma efectiva y que sea un perro equilibrado, debe percibir tu amor. Se cariñoso con él, aunque sin consentir sus malas conductas. Debe haber un equilibrio.

 

  1. Prémialo cuando lo haga bien

Esta es la mejor forma en la que los perros aprenden. Cada vez que tenga una conducta o una acción positiva, refuérzala con premios para que siga haciéndola. Estos pueden ser palabras positivas, caricias, un juguete o golosinas para perro.

 

  1. ¡Ten paciencia!

Este es lo más importante durante todo el proceso de adiestramiento. Al inicio, un cachorro es muy juguetón y puede que no entienda bien las órdenes, pero no significa que no vaya a obedecerte, solo es que es muy joven. Ten paciencia y continúa la rutina, poco a poco irá aprendiendo.

 

El  adiestramiento es importante para tener un perro feliz, saludable y en armonía con tu hogar. Estos consejos te ayudarán a educarlo de forma disciplinada. Sin embargo, no debes olvidar darle amor y una dosis de ejercicio adecuada para cada etapa de su desarrollo, así tendrás un perro equilibrado y sin problemas de conducta. Disfruta esta experiencia y diviértete con tu perrito.

 

Compartir en redes sociales