CATEGORÍA DE PRODUCTOS

Tu cama vs. cama canina, ¿cuál debe usar tu perro?

Tu perro es un miembro más de la familia y como tal, procuras consentirlo, cuidarlo y amarlo. En ocasiones, con el fin de protegerlo y estar siempre al lado del can, permites que duerma en tu cama, algo no tan beneficioso ni para el peludo, ni para ti. Así que si estás en un dilema porque te encanta disfrutar al peludo por la noches pero no sabes si es bueno para ambos, a continuación te presentamos “Tu cama vs. cama canina, ¿cuál debe usar tu perro?” ¡Sigue y toma nota!

 

Tu cama

A pesar que el can se siente muy cómodo al dormir junto a ti, hay muchas desventajas no sólo para ti, también para él. Aunque el vínculo entre ambos se puede hacer más fuerte, eso no es un factor favorable porque puedes crear en el peludo hiperapego u otros problemas derivados de la dependencia como la ansiedad por separación, depresión e incluso el peludo perderá el apetito o tendrá comportamientos destructivos cuando intentes modificar el comportamiento o evitar que se suba a tu cama para que duerma contigo.

 

También te puede interesar: ¿Cómo identificar si tu perro padece ansiedad por separación?

 

La comodidad que representa un espacio como el que utilizas tú para dormir no tendrá comparación con el suelo; donde deseas que duerma el peludo, por eso es importante que le brindes un espacio cómodo y acogedor al can. Pero también motívalo todos los días para que sus sueños los disfrute en un lugar sólo para él, sin las interrupciones que puede causarle tus movimientos.

 

¡Edúcalo!

Si después que acostumbraste al can a dormir en el mismo espacio que tú, quieres cambiar el comportamiento, es importante que lo eduques. Sigue estos sencillos tips y lograrás que el peludo tome el lugar que le corresponde para dormir.

 

-Lo primero que debes hacer es brindarle una cama especial para caninos, que además de cómoda, sea acogedora. Enséñale al can a utilizarla. Es decir, prémialo cada vez que se acueste en ella y permanezca unos segundos, nunca lo regañes o fuerces a permanecer ahí.
-Utiliza el comando “Abajo”, pero motívalo con un juguete a que lo haga para que no lo vea como un regaño.
-Limita el acceso o ignora al can si en las noches, mientras te duermes, se sube sin que te des cuenta o empieza a ladrar para que le pongas atención.

Si sigues estos consejos, en pocos días lograrás que el peludo encuentre el lugar ideal para descansar.

 

Cama canina

Si logras educar al peludo para que duerma en su propia cama, tanto tú como el can terminarán ganando porque ambos estarán más saludables. Aunque seas un amo responsable y tengas al día las vacunas del peludo, las posiciones en las que duermes te pueden afectar o con el tiempo puedes desarrollar alguna alergia. Además, si tu amigo de cuatro patas tiene un lugar propio para dormir, “los pelos por todos lados” desaparecerán y los verás únicamente en el espacio que has creado para él.

 

En el mercado canino puedes encontrar infinidad de opciones que buscan satisfacer las necesidades de tu peludo y por supuesto también las tuyas. Así que tienes muchas opciones para consentir y cuidar a tu amigo can.

 

Entonces, ¿cuál debe utilizar tu perro, una cama hecha especialmente para él o la tuya? Sin duda alguna, la respuesta es la que fue diseñada para él, sino no existirían. Además, al realizar esto no quiere decir que el peludo ya no te amará o no tendrán el mismo lazo afectivo, por el contrario la relación y convivencia será más sana y el amor nunca faltará.

Compartir en redes sociales