CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¿Por qué vomita tu perro y qué hacer?

Un perro es el centro del hogar en muchas ocasiones y ver que algo le pasa alarma a todos y los pone en estado de preocupación al no saber si algo malo le puede estar pasando. Esto es el caso de los vómitos de un perro. Los peludos de cuatro patas regularmente vomitan y no es que algo malo les está pasando, en muchas ocasiones es porque su cuerpo sólo está expulsando algo que no necesita. Sin embargo, en otras ocasiones sí puede ser una señal de alerta para los dog lovers. Entonces, ¿por qué vomita tu perro y qué hacer? ¡Continúa y conoce más del tema!

 

¿Vómito o regurgitación?

Primero que nada hay que diferenciar entre el vómito y la regurgitación. Este último es el alimento no digerido que sale de esófago sin esfuerzo abdominal. En cambio, el vómito está precedido por síntomas de náuseas como babear, lamer los labios y tragar excesivamente.

 

Algunos perros comen grama o pasto precisamente para proteger su esófago porque los cuida de objetos afilados y fragmentados como los huesos.

También podría interesarte: ¿Por qué los perros comen grama?

 

¿Por qué vomita tu perro?

Por una parte es un mecanismo de defensa natural. Los peludos ven algo y se lo comen para saber si es comestible o no. Si no es así, lo expulsan. Es la forma en la que los peludos corrigen un posible error en su cuerpo. Otra de las causas naturales y no alarmantes por las que vomita un perro es por mareo debido al movimiento excesivo. Pero, en otras ocasiones, el vómito puede ser síntoma de una enfermedad grave, indica obstrucción, virus, parásitos, envenenamiento, úlcera estomacal, alergia, intestinos inflamados, tumores, problemas en los órganos internos, cáncer de páncreas, gastroenteritis, parásitos, exposición a toxinas, enfermedades del hígado, riñón, diabetes, trauma de la cabeza, efectos secundarios de medicamentos, etc.

 

¿Qué hacer cuando un perro vomita?

Si el peludo se ve sano y sólo ha vomitado una o dos veces entonces se debe proceder a evaluar su comportamiento. Algunos expertos recomiendan no dar alimentos ni bebida durante 6 u 8 horas para que el estómago descanse y después de eso dar un poco de agua, observando si la tolera. Si acepta muy bien el agua hay que proceder a ofrecerle comida blanda como pollo cocido sin piel ni huesos y si después de unas horas no vomita, entonces hay que regresar a su alimentación normal, aunque de forma paulatina.

En ocasiones, el vómito no es normal y requiere tratamiento inmediato. Los siguientes síntomas muestran que el peludo debe ir rápidamente a visitar al Veterinario:

  • Vómitos frecuentes
  • Letargo y depresión
  • Diarrea severa
  • Disminución de la micción
  • Dolor abdominal y/o agrandamiento
  • Intentos repetidos de vomitar aunque no se produzca nada
  • Presencia de sangre o materia café en el vómito
  • Vómito color verde brillante

¿Cómo evitar que el perro vomite?

En algunas situaciones es inevitable que lo haga, pero para prevenir hay que considerar lo siguiente:

  • No cambiar la dieta de repente
  • No a los juguetes para perros que se puedan quebrar y que son un peligro porque los peludos pueden tragarlos en pedazos.
  • No a los huesos y premios hechos a base de carnaza
  • Evitar que el peludo coma huesos pequeños o que se astillen, como los huesos de pollo, por ejemplo.
  • Evitar las sobras en la mesa porque muchos alimentos humanos son dañinos para los perros. También podría interesarte: 24 venenos que pueden matar a tu mascota
  • Cuida la basura y que tu peludo no se acerque porque la exposición a toxinas puede ocasionar vómitos en los perros.

 

En ocasiones el vómito puede ser algo normal pero no hay que dejarlo pasar desapercibido porque puede ser un signo de alerta de una enfermedad grave que puede estar afectando a tu peludo amigo. Toma en cuenta lo que debes hacer cuando tu perro vomita y toma precauciones para evitar este malestar a tu peludo amigo.

Compartir en redes sociales