CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¿Por qué los perros comen grama?

Al caminar por el parque con tu peludo, seguramente has observado que siempre se detiene a olfatear la grama, luego pone en marcha el plan alimentación y la saborea como todo un rumiante. Pero, ¿por qué los perros comen grama? Esta es una pregunta frecuente entre los amos de mascotas. La cual resolverás a continuación, así que ¡adelante con la lectura!

 

Antes de iniciar a responder la pregunta, es importante regresar al pasado para recordar que la tendencia natural de los caninos es ser carnívoros. Sin embargo, también se pueden catalogar como una especie omnívora ya que todo lo que ven lo llevan a su boca, sin importar si es peligroso para ellos.

 

La verdad

Realmente, no hay una explicación “científica” o universal para explicar porque los peludos aman masticar el pasto como si fueran rumiantes, pero se cree que se debe a un trastorno del comportamiento llamado PICA, lo cual se puede derivar de un una dieta poco balanceada (según Dogster, esta teoría no es certera porque los perros tienen una dieta balanceada según su raza, peso y edad. Aunque, algunos amos pueden cometer el error de cambiar la alimentación sin consultar a un veterinario y por eso pueden buscar los nutrientes en la grama), problemas gastrointestinales o por ansiedad.

 

Además, si tu peludo no obtiene estimulación mental y ejercicio físico, seguramente va a desencadenar otro tipo de hábitos como el lamer y morder objetos o comer césped ya que es la única forma que encuentra para entretenerse y liberar su energía.

 

Otro aspecto importante de considerar es el tiempo que el can pasa en el exterior. Esto es un factor muy importante porque si la mayor parte del tiempo el peludo tiene contacto con el pasto, entonces por curiosidad deseará probarlo y no sólo eso, también todas las plantas que encuentre a su paso (por cierto, debes tener cuidado qué plantas lleva a su boca porque algunas pueden ser mortales para tu amigo de cuatro patas).

 

Los riesgos que existen cuando tu perro come césped 

Que tu perro coma césped no es para nada malo, al contrario, puede adquirir algunos nutrientes que necesita y que no tiene la comida comercial. Aunque, esto será posible dependiendo del lugar donde está cultivado el paso. Por lo tanto, el riesgo real no es el hecho en sí de que lo hagan sino la forma en la que cuidan o cultivan el mismo porque los químicos como los fertilizantes o herbicidas son los que pueden causarle daño.

 

Además de los químicos, el césped de la calle puede contener excremento de otros perros que están infectados de alguna bacteria y cuando el can ingiere ese pasto, puede tener serios problemas de salud. Por lo tanto, es conveniente que siempre estés pendiente de cuándo y dónde come grama tu peludo, para que esto no signifique una amenaza para su salud.

 

¿Los caninos vomitan al comer grama?

Los amos de mascota creen que hay un relación muy estrecha entre comer pasto y vomitar, pero esto no tiene relación y tampoco es un efecto causal. Estudios han demostrado que los caninos que tenían algún síntoma de náusea antes de ingerir césped, son más propensos a vomitar después.

 

Cuando un peludo ingiere césped, eso provoca picazón en la garganta o irritación y eso es lo que provoca el malestar o vómito. Esto sucede principalmente cuando el pasto lo ingiere sin masticar.

 

¡Alarma!

Aunque el pasto no está considerado como un hábito extraño o dañino, si el peludo desarrolla un hábito o dependencia frecuente al consumo de grama, es conveniente que lo consultes con un veterinario para que te ayude a descartar problemas gastrointestinales o para hacer un cambio en la dieta.

 

La alternativa

Los amos de gatos tienen la oportunidad de cultivar o comprar hierba gatera para satisfacer ciertas necesidades de los mininos. Sin embargo, los Dog Lovers aún están empezando a ponerse al día con respecto a estos temas y en lugar de preguntarse por qué comen pasto han puesto en marcha la creatividad buscando formas para que los peludos puedan disfrutar de un rico aperitivo verde como lo es el pasto, pero de forma segura. Por esa razón, algunos han sembrado su propio pasto en pequeñas cajas para complacer el exigente gusto de su amigo canino sin que corra riesgos ya que no tiene herbicidas o pesticidas tóxicos que lo pueden matar.

 

¡Deja el césped fuera del menú!

-Si vas de paseo y el peludo empieza a olfatear o da signos de querer comer césped, es conveniente que continúes caminando para que desista de hacerlo.

-Cuando ya has observado este comportamiento en repetidas ocasiones, es conveniente que incluyas en la dieta, hierbas naturales que pueda comer y vegetales cocidos pero siempre consulta un veterinario.

 

¡Fuera peligros!

-Muchos amos toman medicamentos de su botiquín para aliviar el malestar que puede causar en los perros ingerir césped, sin saber que eso en lugar de ayudar perjudica al peludo.

También te puede interesar: ¿Qué debe tener un botiquín para perros?

-Observa muy bien el pasto que consume el perro y toma en cuenta los químicos o fertilizantes que utilizan para su cuidado ya que eso podría inducir el vómito en tu amigo.

-Mantén a tu peludo al día con todas las vacunas y desparasitaciones, de esa forma no va a correr peligros si ingiere césped fuera de la casa.

 

A tu peludo le encanta experimentar diferentes sensaciones en su paladar, sin importar si es carne o hierbas. Deja que disfrute pero siempre observa que lo que lleve a su boca sea algo seguro. ¡Cuéntanos si tu can es fan del pasto!

Compartir en redes sociales