CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¿Por qué debes tener mucho cuidado con el cuello de tu perro?

Cuida el cuello de tu peludo y ten cuidado de no lastimarlo cuando salgan a caminar o correr porque le puedes causar daños permanentes. Tienes que saber que el cuello es un área delicada de tu peludo y con jalones o collares de ahorque no estás solucionando nada, al contrario, lo estás lastimando. Pero, ¿por qué debes tener mucho cuidado con el cuello de tu perro?, la respuesta te la presentamos ahora.

 

A continuación hay algunos tips que te ayudarán a saber si el cuello de tu peludo amigo está en riesgo.

¿Jala constantemente durante el paseo?

¿Los collares que utiliza son de castigo, ahorque o picos?

Si la respuesta a las preguntas anteriores es sí, entonces tienes que tener mucho cuidado porque puedes causarle lesiones en la tráquea, glándula tiroides o mandibular e incluso en el músculo del cuello o esófago.

Además, si observas que el peludo jala constantemente, debes tomar algunas acciones para evitarlo.

 

  1. ¡Edúcalo!

Busca a un adiestrador o aprende cómo educarlo para que a la hora del paseo no jale más. Recuerda que los ingredientes de amor, paciencia, comprensión y perseverancia siempre deben estar presentes cuando lo estés educando. Ah y también tienes que agregar un premio para que el entrenamiento sea más rápido y efectivo.

 

  1. NO a los regaños

Cuando veas que el peludo está jalando no te alteres ni alces la voz porque eso sólo aumentará el estrés y la frustración de tu amigo. Intenta calmarte y utilizar el método educativo para lograr mejores resultados. TIP: aplica en estos casos la orden “PARA” o “ALTO”. Así le cambias el “chip” del jaloneo a tu perro y le enseñas que jalar no está permitido.

 

  1. Adiós a los collares de castigo, ahorque o picos

Si para el entrenamiento o los paseos utilizas este tipo de artículos, entonces te recomendamos que los cambies porque eso no ayuda en nada a que tu amigo disfrute un buen paseo.

 

No creas que ahora la opción es sacarlo a pasear sin correa, al contrario necesitas un nuevo método que sea más amigable con el peludo y que le brinde comodidad. Para esto, la recomendación es que utilices un collar “amigable”, que no sea de castigo y que pruebes también utilizar un arnés, preferiblemente que sea “anti – jalones”, ya que los arneses convencionales lo que hacen es estimular más el jaloneo natural de tu can. La tercera opción, si tu peludo jala demasiado al caminar, es que busques ayuda profesional de un adiestrador canino que utilice métodos positivos para educar. Pero, ¿por qué es importante para tu perro que te preocupes por esto? A continuación la respuesta.

 

El área de la garganta de tu perro es muy vulnerable y la mayoría de amos lo pasan por alto ya que consideran que es algo normal utilizar una correa para el paseo y por supuesto los jalones también lo ven como algo natural en la conducta de los peludos. Pero, el uso de collares de castigo puede causar múltiples afecciones físicas en el cuerpo de tu amigo de cuatro patas, como las siguientes:

 

o Problemas en los ojos: eso es a causa de la presión intraocular que hay con los collares normales.

o Colapso traqueal

o Siringomielia: es una enfermedad que se presenta en forma de quiste en la médula espinal, lo cual causa un terrible dolor a tu amigo peludo.

o Si el peludo que tienes en casa padeció tos de perreras y utilizas una correa para llevarlo de paseo, seguramente tendrá una garganta sensible y cualquier movimiento brusco puede lastimar alguna arteria, vena, glándula o músculo.

o Al jalar el perro puede tener daños en la tiroides, lo que más adelante se puede convertir en hipotiroidismo. Este desorden se da por la pérdida de hormonas tiroideas, causado por alteraciones en las glándulas.

o Además, utilizar el accesorio incorrecto para salir de paseo puede causar que los peludos tengan efectos adversos en el sistema circulatorio, nervioso y linfático. Sin olvidar, que cualquier daño causado en el cuello de tu amigo puede dificultar la recuperación cuando se someta a alguna cirugía.

 

En resumen, debes usar arnés para que el peludo se encuentre saludable y tenga un paseo increíble por los alrededores, olfateando mucho y disfrutando un tiempo junto a su amo. ¡Piensa en la salud de tu amigo antes que en la economía!

Compartir en redes sociales