CATEGORÍA DE PRODUCTOS

¡Ponle correa a tu perro!

Salir a caminar o hacer footing con tu perro es una actividad muy saludable que sin duda ambos disfrutan al máximo. Pero a la hora del paseo, la comunidad canina puede encontrar un gran problema y es utilizar la correa porque algunos amos deciden utilizarla mientras que otros prefieren evitarla. A pesar que utilizar ese elemento a la hora de salir es muy importante no sólo para tu seguridad y del can, sino también para cuidar a las personas y peludos que se encuentran alrededor.

 

Los amos responsables toman la decisión de salir y utilizar una correa con el fin de proteger al peludo de otros amos que salen sin la debida protección, pero los que se arriesgan pueden tener algunas consecuencias no muy agradables. ¿Quieres conocerlas?, a continuación hay algunas.

 

    • Un carro puede golpear e incluso matar a tu amigo.

 

    • Puede saltar y golpear a alguien más que se encuentre en el parque o en la calle.

 

    • Al ver a otro peludo puede responder agresivamente.

 

    • El peludo al ver una pelea querrá ser partícipe de la misma, lo cual puede causar daños graves a tu amigo y a los otros canes involucrados. Por lo tanto, la cuenta del veterinario será muy grande. ¿No quieres eso, verdad?

 

    • Tu amigo can puede salir corriendo sin rumbo, esto sucede en algunas ciudades o parques. Esto puede causar que tu amigo se pierda y no pueda encontrar su hogar nuevamente o probablemente sufra algún accidente.

 

  • Al estar suelto el peludo puede comer algo muy apetitoso para él, pero que puede ser tóxico e incluso le podría causar la muerte.

     

Obviamente todos los canes tienen el derecho de disfrutar un paseo increíble junto a su amo y seguramente salir con libertad es una forma de hacerlo, pero hay muchos riesgos. Para evitar cualquier situación de peligro, ahora descubrirás algunas soluciones.

 

    • Si tu can es amigable con otras personas y también con los peludos, entonces puedes llevarlo a un parque de perros. Pero, tienes que tener mucho cuidado que los peludos que se encuentren allí no sean agresivos.

       

    • Busca un entrenador certificado que te ayude a educar al peludo para que puedan caminar correctamente con el arnés. O bien, si eres un amo disciplinado, dedicado y autodidacta puedes encontrar material de lectura que te ayude a estudiar trucos y maneras de poder enseñarle a tu mascota a caminar a la par tuya sin arnés.

       

    • Cuando el peludo ya sabe cómo comportarse a la hora de dar un tranquilo paseo caminando, es momento de agregar aventura. Así que incluye en la rutina no sólo caminar, también correr, salir en bicicleta o incluir el juego de tirar la pelota.

       

    • Enseñarle un deporte que ambos puedan realizar en casa no importando el clima es una buena alternativa. Incluso esto puede ser más divertido que salir a caminar.

       

    • Olfatear es muy importante para el can, así que pueden ir a recorrer el vecindario y dejar al peludo que olfatee todo lo que quiera o pueda. Para esto, puedes apoyarte en el uso de una correa de entrenamiento, que es más larga que las normales.

       

    • Utiliza rompecabezas caninos para estimular la mente de tu amigo can mientras están en casa para que se divierta. Haz esto antes de salir a caminar ya que puedes liberar algo de la energía que tiene tu peludo y así estará más tranquilo al momento de salir a caminar.

 

Demostrarle a tu perro que lo amas, no es darle la libertad que camine y corra mientras que gritas su nombre y el regresa jadeando o huyendo de otros perros. Cuando dices, “no tengan miedo, no hace nada”, eso no es algo bueno, al contrario es un mal hábito o comportamiento que tienen los amos irresponsables.

 

Más de la mitad de los canes que salen en un paseo sin correa regresan heridos física o mentalmente. Así que cuídalo con estas opciones que acabas de conocer y toma consciencia con los peligros que tu amigo peludo puede correr. Entonces, ¿qué prefieres? ¡Ponle correa a tu perro y a disfrutar un paseo 100% seguro!

Compartir en redes sociales