CATEGORÍA DE PRODUCTOS

El perro y la cuetería de las fiestas de fin de año

Luces, comida, regalos, visitas y un gran árbol de Navidad invaden la casa y por supuesto el espacio del peludo. Aunque para la familia humana del can todo esto es muy divertido y emocionante, para él no lo es tanto. En primer lugar, por los peligros que corre y en segundo, porque todos esos elementos invaden su ambiente. Pero el “problema mayor” no lo causa ni las visitas, ni los adornos, sino los cuetes o pirotecnia.

 

También te puede interesar: ¡Por una navidad sin aullidos!

 

 

El perro y la cuetería de las fiestas de fin de año no son la mejor combinación ya que ellos sufren demasiado y esos 5 ó 15 minutos de festejo a la media noche se pueden convertir en largas horas de tortura para los peludos.

 

¿Cuál es la razón?

La principal razón por la que los caninos se estresan al escuchar cuetes por todos lados es porque sus oídos son muy sensibles y están muy desarrollados. Los hermosos canes tienen la capacidad de percibir sonidos de hasta 60,000 Hz y pueden escuchar una fuerte tormenta antes de que comience a actuar en el lugar.

 

La experiencia de ver juegos pirotécnicos para los humanos es algo deslumbrante pero a los peludos los estresa y les puede causar fobias.

 

Señales de estrés que presentan los perros

Se esconden

Jadean constantemente

Tiemblan

Ladran

Babean

Se hace pipí por el miedo que les provocan los ruidos.

Si en años anteriores has observado que el can presenta estas señales y aún sigue con vida, es porque has tenido suerte ya que esta situación puede causar la muerte de tu amigo por tratar de huir del molesto ruido de la pirotecnia.

Esto es un problema que no debes tomar a la ligera sino con calma y debes analizar la situación para ver qué puedes hacer por tu amigo para que esta Navidad la disfruten tanto como tú. A continuación hay algunas opciones. ¡Toma nota!

 

  • Camiseta anti-estrés

Este artículo funciona a base de presión en la zona del pecho y el torso y tiene un efecto ansiolítico. Es decir, disminuye la ansiedad y angustia del can. La prenda de vestir funciona en diferentes situaciones donde el can se pueda sentir estresado o angustiado como cuando escucha un trueno, sale de viaje o se queda todo el día solo en la casa esperando a que regrese su familia (lo que se conoce como “ansiedad por separación”)

 

También te puede interesar: ¿Cómo identificar si tu perro padece ansiedad por separación?

 

  • ¡Cálmate y transmítele calma!

Lo primero que tienes que hacer es mostrarte tranquilo y no estar ansioso o nervioso cuando ves la hora y te das cuenta que los cuetes comenzarán a dar su espectáculo. El peludo te conoce tan bien que percibirá si te sientes nervioso, algo que no lo ayudará en nada, al contrario, sólo contribuirá a que olfatee el peligro.

 

  • Crea un lugar adecuado para el can

Algunos peludos se sienten seguros en un lugar cerrado o reducido. Por lo tanto, toma un espacio dentro de la casa como un cuarto, el closet o el baño y utilízalo como el hogar del can mientras el ruido pasa. Utiliza algún juguete para entretenerlo, vuelve hermético el lugar, es decir, intenta que el sonido de la pirotecnia se escuche lo menos posible y si hay alguna radio o televisión, enciéndela para que no se escuchen tanto los ruidos externos. TIP: puedes ponerle bolas de algodón en los oídos para que le sirvan como tapones y bloqueen, aunque sea una parte, la intensidad de los ruidos.

 

  • ¡Edúcalo!

Busca la ayuda de un profesional para que te ayude a que el can asocie la pirotecnia con algo positivo. Por ejemplo, en repetidas ocasiones puedes darle su juguete o golosina favorita antes que comience el espectáculo, de esa forma podrás ir cambiando el “chip” de lo que significan la cuetería.

 

Utiliza comandos como ¡calmado! O ¡relajado! Y cuando lo haga, prémialo. Luego de haberlo realizado sin ningún sonido, busca en internet el ruido que causa la pirotecnia y repite los comandos. Realiza éste tipo de sesiones como mínimo por 10 minutos de forma frecuente, hasta que obtengas el resultado idóneo, que es la obediencia del peludo.

 

El temor a los cuetes que tienen los perros es algo común, pero como buen amo debes buscar formas para que ambos disfruten de la fiesta y el espectáculo de luces y cuetes. ¡Felices fiestas te desea U-CAN team!

Compartir en redes sociales