CATEGORÍA DE PRODUCTOS

Cuidados de un gato recién nacido

¿Cómo cuidar a un gato recién nacido? ¡Buena pregunta! Principalmente cuando los gatos son huérfanos, porque cuando están con su madre, la naturaleza se encarga de hacer su trabajo. Sin embargo, también hay aspectos a considerar para ayudarle a la minina en el cuidado de sus pequeños gatitos.

 

Cuidar de una mascota, ya sea un gato o un perro no es tarea fácil y menos cuando están recién nacidos, por eso, en U-CAN queremos darte algunos tips para brindar cuidados a un gato recién nacido.

 

Cuidados de un gato recién nacido con madre

Cuando el minino tiene la fortuna de tener a su madre al lado, pues sólo basta con darle una manita. Tienes que brindar a ambos una cama limpia y debes evitar acariciarlos porque mamá gata podría rechazarlos en caso de perder su característico olor.

 

Cuando el minino empieza a tomar autonomía, ha llegado el momento del destete y hay que proceder a preparar un plato con leche especial para gatos, posteriormente se va a empezar a introducir agua y concentrado o alimento especial para ellos. Además, en el momento del destete se proporciona una bandeja de arena para que el minino haga sus necesidades.

 

Respecto a limpieza o higiene, la madre del minino se va a encargar de esa tarea, pero si quieres que se acostumbre a bañarse o al cepillado frecuente, el primero y segundo mes son perfectos para hacerlo.

 

No hay que olvidar que el instinto de caza en un de gato inicia desde pequeños y para evitar que juegue con cortinas u objetos personales, debes proporcionarle juguetes que lo ayuden a rascar, simulen la caza o simplemente lo mantengan entretenido.

 

Cuidados de un gato recién nacido huérfano

Para el caso de los gatos que no tienen mamá gatuna, hay cuidados más específicos porque la naturaleza ya le ha quitado una parte importante de su desarrollo y la responsabilidad de supervivencia cae completamente en su amo.

 

  • Protección

Los gatos recién nacidos huérfanos necesitan de calor y protección. Puedes utilizar una caja de cartón, una mantita o algún método que lo ayude a mantener su temperatura. Algunos recomiendan botellas con agua caliente o térmicas.

 

  • Alimentación

Para un minino recién nacidos el principal alimento es la leche materna, lo ideal sería una gata nodriza para que lo alimente pero también se puede brindar leche de fórmula especial para gatitos o leche artificial maternizada. Es importante no proveer leche de vaca o cualquier tipo de alimento de consumo humano porque podría afectar y llevar al minino a la muerte.

 

    • La leche debe estar tibia, aproximadamente 37ºC

    • Se debe proporcionar cada 2 ó 3 horas

    • Se puede utilizar pacha o biberón, que simula el pecho de una gatita. Es posible también proveer la leche con jeringa.

    • Hay que supervisar que no entra aire cuando succiona

    • El gatito debe encontrarse en posición horizontal y la pacha o biberón en diagonal.

 

Al mes de vida ya se pueden integrar papillas para gatos o comida húmeda, sin dejar la leche. Esto hasta que el minino comience a alimentarse como un gato joven.

 

  • Higiene

Al nacer, los gatitos dependen de su madre completamente, incluso para defecar. En el caso de un gato recién nacido huérfano es importante ayudarlo con toallitas húmedas y masajear la barriguita en el sentido de las agujas del reloj, durante 2 ó 3 minutos hasta que vaya al baño. Esto después de 15 minutos de haberlo alimentado. Si no funciona el masaje en la barriga, hay que optar por masajes en la zona genital durante 60 segundos.

 

No es recomendable que pase más de 2 días sin defecar, si sucede esto hay que consultar con un veterinario.

 

Después de 5 semanas ya puedes brindarle al gato una bandeja de arena y solito va a ir a hacer sus necesidades.

 

  • Manipulación

Los mininos recién nacidos son delicados, hay que lavarse las manos para agarrarlos o tocarlos, utilizar material limpio o esterilizado, alejarlo de otras mascotas o lugares peligrosos y no tomarlo entre brazos con tanta frecuencia.

 

  • Socialización

No será difícil la socialización por el contacto con los humanos pero hay que integrarlo con las otras mascotas desde pequeños si es que convivirá con más amigos.

También podria interesarte: ¿Cómo hacer que un gato acepte a un perro y viceversa?

 

Después de dos meses de vida de tu gatito, visita el veterinario y da seguimiento a su estado de salud. Son aspectos muy importantes para que continúe sano y feliz.

 

Toma en cuenta cada uno de estos cuidados y lograrás ver a tu gato pleno, sano, feliz y agradecido por todo lo que le diste en sus primeras etapas de vida. No es tarea fácil, pero lo puedes lograr.

 

 

Compartir en redes sociales